Llegamos a Aguas Calientes y al próximo día muy temprano iniciamos nuestro acenso hacia la montaña Machupichu, (También se puede subir y bajar en bus por 20 dólares adicionales).
Toda una aventura hacer el primer ascenso hasta la ciudadela y después hasta la cima de la montaña, una caminata muy exigente pero que vale la pena sufrirla. la vista es imperdible.

Luego hicimos nuestro regreso de la forma más económica posible, caminata hasta hidroeléctrica y después en carro hasta llegar a Cusco. Un viaje largo y agotador pero barato.